EL ADN DEL LIDERAZGO o el HORSEPOWER

 

HORSEPOWER

Desarrollar un liderazgo efectivo permite conseguir objetivos, unir al grupo y desarrollar el talento de los colaboradores.

El alto desempeño de un líder tiene que ver con una actitud del individuo que hace que muchas cosas puedan concretarse a la vez. Motiva a su equipo, genera sinergias con creatividad, y no pierde la calma ante la adversidad.

En la literatura reciente de negocios de EEUU,  una palabra define a las personas que poseen estas cualidades, y que combinan con inteligencia, diversas habilidades personales y profesionales para “hacer que las cosas ocurran”, no importa bajo que circunstancias. Se los llama horsepower o caballos de fuerza como metáfora de los caballos de fuerza de un motor.

En contraposición a los ‘caballos de fuerza’ encontramos a aquellas personas cuyo potencial está desaprovechado, ineficaces en su puesto de liderazgo, rehuyen a las responsabilidades del cargo, no dan con la talla y llegaron hasta allí en forma equivocada.

En Grafología Empresarial, valoramos ese “caballo de fuerza” como el ADN del líder. Y en el informe que genera la herramienta viene reflejado con cinco características:

La energía e iniciativa

  • La voluntad de dirigir
  • La integridad y la coherencia
  • La autoconfianza
  • La inteligencia

En la búsqueda por encontrar a las mejores personas en los puestos adecuados en las empresas, quizás los cazatalentos más prestigiosos pensarán “caballos de fuerza, caballos de fuerza, caballos de fuerza”.

Esa capacidad de algunas personas, su confianza y actitud que combinadas llevan a resultados extraordinarios, su fuerza, se desarrolla como resultado de la interacción de muchos factores relacionados con la educación, la progresión de carrera y la experiencia de vida del individuo.

Dentro de lo que llamamos ‘caballo de fuerza’ o ADN de líder hay muchas competencias ‘blandas’ como inteligencia emocional, creatividad, automotivación, adaptabilidad y las habilidades de comunicación que son críticas para una red de contacto efectiva e influencia.

El acertado reclutamiento y ubicación dentro de la Empresa del caballo de fuerza –especialmente en liderazgo de ‘trabajadores del conocimiento’ – sigue siendo un asunto crítico en la mayoría de las empresas.

En Grafología Empresarial contamos con el beneficio de ofrecer un amplio y profundo espectro de características psicológicas para poder ir modelando la capacidad de liderazgo en los profesionales. El líder nace pero también se hace.

Y Ser un líder competente implica en gran medida la actitud del individuo en relación a los objetivos del negocio, su equipo, las tareas que debe ejecutar, los recién llegados. Es clave el entendimiento de un conjunto de factores así como el estilo de liderazgo (autoritario, paternalista, participativo, permisivo) que más desempeñe junto con acciones que sugeriremos en el plan de mejora correspondiente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s